Garcilla bueyera

Garcilla bueyera, Garza boieira (Bubulcus ibis)
Esta garza no es representativa de la zona aunque se la puede ver como invernante, mas habitual de prados o incluso parques y jardines que de playas, en los jardines del paseo marítimo de Noia encontraron un lugar seguro y se convirtieron en “tiro fijo” durante 5 inviernos (2012-2016)

Descripción (SEO)

Hasta la segunda mitad del siglo XIX, la garcilla bueyera —una garza acomodaticia y adaptable— habitaba originalmente en numerosas áreas tropicales y subtropicales de África, pero, a comienzos del pasado siglo, la especie se embarcó en un sorprendente proceso colonizador que todavía persiste y que la ha llevado a convertirse en un ave prácticamente cosmopolita, por lo que actualmente se extiende —después de cruzar océanos y conquistar continentes— desde el sur de Europa hasta Oceanía y desde África hasta Norteamérica.



Dónde vive

En el mundo

La especie presenta un amplio rango de distribución mundial, ya que se extiende por el suroeste de Europa, África, la India, el continente americano, Australia, Nueva Zelanda y el archipiélago de Hawai. Se han descrito diversas subespecies.

En España

El territorio ocupado por la garcilla bueyera en nuestro país se distribuye en dos áreas: una occidental, con colonias en las cuencas hidrográficas del oeste peninsular (Andalucía occidental, Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Madrid), y otra oriental, con colonias en Levante, Aragón, Navarra y País Vasco, más los núcleos existentes en las Baleares. Recientemente ha criado también en Lanzarote. La subespecie que habita en nuestro país es ibis, de distribución africana, europea y americana.

Desplazamientos

Es una especie fundamentalmente residente en la Península, aunque da muestras de una enorme movilidad al emprender notorios desplazamientos de carácter divagante en torno a las colonias de cría —especialmente fuera de la estación reproductora— e incluso dispersiones de medio alcance. Se ha detectado la invernada de individuos ibéricos en otros países y cierto paso de aves por el estrecho de Gibraltar, donde se concentran a partir de julio, con un máximo en el mes 3 de agosto. En las islas Canarias es frecuente en época de paso y durante la invernada.
La garcilla bueyera es un ave en expansión que, dotada de una asombrosa capacidad de colonización, ha ocupado nuevos territorios en tiempos
recientes. Así, la especie entró desde el norte de África a la Península, donde se instaló en los grandes humedales del sur para luego continuar su avance hacia otros lugares propicios en un proceso que, por el momento, continúa. Durante el siglo XX se expandió —valiéndose de sus dotes migradoras— desde África a Sudamérica y, desde allí, a América Central y del Norte; también ha llegado hasta Australia y Nueva Zelanda — posiblemente ayudada por introducciones de la especie— e, incluso, al archipiélago de Hawái, donde ha sido introducida con absoluta certeza.

Población

La población europea de esta garza —que experimenta un constante incremento en los últimos años— se estima en 70.000-150.000 parejas reproductoras, mientras que la española se cifra en un mínimo de unas 65.000 parejas, por lo que resulta la más importante de todo el continente. Los mayores contingentes se dan cita en el cuadrante suroccidental ibérico, donde Extremadura, con 25.000 parejas —cifra seguramente muy subestimada—, es la región que acoge mayor número de ejemplares, mientras que Andalucía cuenta con unas 20.000 parejas. Los datos sugieren cierta estabilidad poblacional con una marcada tendencia a la expansión geográfica en los últimos años, aunque más moderada que hace algunas décadas.
En el continente inverna un mínimo de 60.000 individuos, de los cuales 7.000-43.000 se localizan en nuestro territorio

Comentarios

Leave a Reply