Víbora de seoane

VIBORA DE SEOANE – (Vipera seoanei )

La víbora de seoane se encuentra en diversos ecosistemas de la comarca, desde las zonas de montaña hasta la costa, con numerosas observaciones en las zonas mas altas del Barbanza, sobretodo en los alrededores del Monte Iroite, varias observaciones en las riveras del Río Tambre y algún encuentro ocasional en las zonas dunares de las playas de Testal (Noia) y Aguieira (Porto do Son).




Se trata de la única serpiente que puede representar, en la zona, algún peligro para los humanos en caso de mordedura, y salvo en el caso de ancianos, niños o personas enfermas, no pasa de ser un envenenamiento doloroso, sin peligro mortal, pero que eso si, en todos los casos requiere atención médica y seguramente hospitalización. Es por eso que debemos conocerla y diferenciarla, no se trata de una gran serpiente, en el caso de ejemplares adultos ronda de media los 40 o 50 cm. tiene un cuerpo rechoncho y abruptamente aparece una cola corta, la cabeza relativamente bien diferenciada del cuerpo en comparación con el resto de serpientes que podremos encontrar en la zona, y lo mas importante a la hora de no confundirla, la cabeza de la víbora está recubierta de pequeñas escamas, mientras que en otras especies que podremos encontrar por la zona las escamas son grandes a modo de placas; y un rasgo indiscutible, aunque mas complicado de apreciar, sobretodo si el ejemplar es pequeño y está en movimiento, los ojos, en el caso de la víbora, tiene las pupilas verticales (ojos de gato) y en el resto de culebras son redondas.
En cuanto a la coloración, no debe asimilarse un patrón fijo, puesto que presenta diversas tonalidades y dibujos, en la siguiente imagen aparece la variedad de patrones que en mayor o menor medida podriamos encontrarnos en la zona.

Es un animal que no dudará en morder si es molestado o manipulado, pero que de ningún modo buscará el enfrentamiento, siempre huirá o intentará pasar desapercibida ante nuestra presencia.

 

Comentarios

Leave a Reply