Conservación del ciervo volante en la Ría de Noia

¿Qué es un Ciervo volante?

El Ciervo Volante o Vacaloura (Lucanus cervus), es el escarabajo de mayor tamaño de Europa. Los machos presentan unas enormes mandíbulas -de ahí su nombre común- que emplean en las luchas por el acceso a las hembras. Mientras su vida como adulto no sobrepasa a lo sumo un par de meses, las larvas se desarrollan durante varios años sobre madera en estado avanzado de descomposición. Ese prolongado período de vida larvaria hace a esta especie potencialmente sensible al manejo silvícola de retirada de troncos caídos, así como a la desaparición de su hábitat tradicional, el bosque de caducifolias. Este insecto se encuentra protegido en la actualidad por varios convenios internacionales suscritos por España (Apéndice III del Convenio de Berna y Apéndice II de la Directiva de Hábitats de la CE), al igual que otras especies de escarabajos xilófagos.

El ciervo volante se encuentra distribuido por las masas forestales caducifolias de todos los concellos de la ría, y curiosamente dentro del casco urbano de Noia tiene dos hábitats históricos, los jardines de una casa abandonada en la Avenida de La coruña y los jardines del Pazo del Marqués en el paseo marítimo; seguro que muchos de los que lean esto recordarán haber visto alguno de estos escarabajos en la acera que discurre entre el paseo marítimo y la estación de autobuses entre finales de Mayo y finales de agosto, periodo en el que suelen hacer aparición estos animales en nuestra zona.



Un poco de su biología.

Tras la cópula, las hembras ponen unos 20 huevos de unos 3 mm en la corteza o grietas de árboles que lleven muertos unos 5 años, principalmente frondosas, robles, hayas, chopos, etc. Eclosionan entre 2 y 4 semanas tras la puesta, y salen las larvas que se alimentan de la madera en descomposición, comiendo una larva de 1 gr unos 22.5 cm cúbicos de madera al día; la duración de la fase larvaria oscila entre uno y cinco años. Después de la última muda larvaria, la larva construye una cámara en la madera o cerca de ella con madera y otras sustancias que pega con la saliva. Se cree que la metamorfosis ocurre en otoño y el adulto hiberna en esta cámara para salir en primavera, aunque también se cree que es la larva la que hiberna. La vida del adulto es de dos semanas a un par de meses.

¿Cómo ayudar a la especie?

A nivel particular, si dispones de un jardín, una huerta, una finca o un monte, puedes construir un hábitat propicio para su reproducción utilizando madera de chopo, haya o roble, la construcción es sencilla, básicamente consiste en excavar una zanja circular, cuanto mas grande mejor, pero que al menos tenga un par de metros de diámetro y medio metro de profundidad, en ella introducir los troncos verticalmente de manera que al menos un metro de madera quede expuesta al aire, tapar con tierra toda la base de la estructura y esperar, la descomposición de la madera y la naturaleza hará el resto.

A nivel institucional, básicamente lo mismo que a nivel particular, pero en mayores proporciones y convirtiendo el hecho en si mismo en un proyecto formativo y educacional para los vecinos y especialmente para los colegios, utilizar espacios verdes públicos como los jardines del paseo marítimo de Noia, totalmente infrautilizados o el excepcional parque-merendero en la rivera del río Tines en Outes.

 

Noticias relacionadas:
Pirámides de madera (Diario Montañés)
El ciervo volante en Avilés (La Voz de Avilés)
Ayuntamiento y SEO crean dos pirámides de madera (20 Minutos Cantabria)

Comentarios

Leave a Reply