Gaviotas en la Ría de Noia, aprende a identificarlas.

Es una relación de amor-odio la que nos une a las gaviotas, no entenderíamos una puesta de sol sin sus siluetas en el cielo o la imagen de un barco volviendo a puerto sin su escolta pero no soportamos sus disputas de madrugada en nuestros tejados y balcones, sus graznidos mañaneros o su infalible puntería a la hora de depositar sus excrementos en nuestras ventanas, coches o en nosotros mismos.

Son tres, habituales y fácilmente identificables, las especies de gaviota que en cualquier época del año y en cualquier pueblo, puerto o playa de nuestro pedazo de ría podemos encontrar sin esfuerzo alguno: Gaviota patiamarilla, Gaviota sombría y Gaviota reidora; en menor medida, pero relativamente fáciles de observar está el Gavión atlántico, con diferencia, la mas grande de nuestras gaviotas y la Gaviota cabecinegra; mucho menos común, aunque posible de observar ocasionalmente es la Gaviota argéntea.

Intentaremos con esta entrada que el lector aprenda a conocer, diferenciar e identificar a estas aves, que aprenda a nombrarlas, y a ser posible, respetarlas.

Gaviota patiamarilla, Gaivota patiamarela (Larus michahellis)

Adulto

Inmaduro

Por su adaptabilidad tanto a la hora de alimentarse como a la hora de elegir hábitat es nuestra gaviota mas abundante. Establece sus nidos casi en cualquier sitio en el que se sienta segura, acantilados, árboles, tejados o balcones.
Como su propio nombre indica, tiene patas amarillas, así como el pico, de un calor amarillo o anaranjado intenso y con  una mancha de un rojo vivo, el dorso es gris claro plateado, lo que nos servirá para diferenciarla de la Gaviota sombría.
Los individuos inmaduros tienen un plumaje en tonos marrones y el pico negro, ese plumaje va cambiando a lo largo de 3 inviernos hasta lograr el definitivo.
Entre 52 y 60 cm. de longitud y entre 130 y 158 cm. de envergadura.
Ficha SEO




Gaviota sombría, Gaivota escura (Larus fuscus)

Adulto

Inmaduro en primer plano

No tan frecuente como la G. patiamarilla, pero muy abundante, y muy parecida, aunque generalmente mas pequeña, rasgos como tamaño, pico o patas son relativamente similares, siendo la característica clave para diferenciarlas la tonalidad gris del dorso, mucho mas oscuro en el caso de la  sombría, aunque en mayor o menor medida dependiendo de la subespecie.
Entre 48 y 56 cm. de longitud y entre 117 y 134 cm. de envergadura
Ficha SEO

Gaviota reidora, Gaivota chorona (Chroicocephalus ridibundus)

Plumaje nupcial

Plumaje invernal

Inmaduro

Muy frecuente, y cada vez mas en todo tipo de ecosistemas, desde playas, ríos o estuarios, hasta pequeñas masas de agua interiores o campos de labranza, esta gaviota de pequeño tamaño, varia su plumaje de invierno a verano, en la fase nupcial o de verano el pico y las patas adquieren un rojo intenso y la cabeza dibuja hasta la mitad un capuchón marrón oscuro o negro perfectamente definido; en invierno baja la intensidad de color en patas y pico y el capuchón queda reducido a una mancha oscura detrás del ojo. Los juveniles presentan un plumaje parduzco y gris, sin capuchón en la época estival.
Aproximadamente 35 cm. de longitud y entre 100 y 110 cm. de envergadura.
Ficha SEO

Gavión atántico, Gaivotón (Larus marinus)

Adulto

Inmaduro 2º invierno

Gaviones entre G. patiamarillas en Playa de Taramancos (Noia)

Con diferencia es la gaviota mas grande de las que podremos observar en la zona, con el dorso de un gris muy oscuro o incluso negro, entre otras gaviotas el tamaño la delata inmediatamente, en individuos solitarios, o ante la duda, el rasgo mas característico para diferenciarla de la gaviota sombría  sería el color rosa de sus patas, los individuos inmaduros presentan un plumaje parduzco que se va tornando grisáceo hasta adquirir el definitivo pasados 3 años.
No es una especie común, pero todos los inviernos nos visita, no es difícil distinguirlos sobresaliendo por su tamaño entre las enormes bandadas de G. patiamarilla y G. sombría. que descansan en la escollera de Noia
Entre 70 y 80 cm. de longitud y entre 150 y 170 cm. de envergadura.
Ficha SEO

Gaviota cabecinegra, Gaivota cabecinegra (Larus melanocephalus)

Verano

Invierno

Se trata de una gaviota de pequeño tamaño, relativamente parecida a la G. reidora y que fácilmente se camufla en las enormes bandadas de esta. Presenta un pico de color rojo intenso, con la punta amarillenta o anaranjada y con una mancha negra separando ambos colores, en verano una caperuza negra le cubre toda la cabeza y en invierno tan solo alguna mancha oscura tras los ojos y en la nuca, en los adultos un rasgo diferenciador de las G. reidora es la total ausencia de color negro en las alas. Los inmaduros como en las demás gaviotas presentan tonos marrones y grisáceos durante los 3 inviernos de transición a la madurez.
No es demasiado común, y su parecido con la G. reidora dificulta aun mas su localización, aunque cada año es mas frecuente encontrar algún individuo, el lugar y momento clave para verlas es en los días de viento y lluvia, cuando las bandadas de gaviotas buscan refugio en los jardines del paseo marítimo de Noia.
Entre 35 y 40 cm. de longitud y entre 90 y 100 cm. de envergadura
Ficha SEO




Gaviota argéntea, Gaivota arxéntea (Larus argentatus)

Adulto

Inmaduro

 Es una gaviota escasa en nuestras costas, casi rara, pero todos los inviernos algún individuo se deja ver por la playa de Aguieira (Porto do son) y en la Ensenada y Playa de Testal (Noia) donde lo tendremos mas fácil para identificarla, es prácticamente idéntica a la G. patiamarilla, los rasgos que las diferencian son, principalmente el color de las patas, que en la G. argéntea son de color rosa, un prácticamente inapreciable mayor tamaño y un suave moteado en la cabeza. Como en las demás, lo inmaduros presentan un plumaje con tonos marrones y grisáceos durante los 3 primeros inviernos hasta conseguir el plumaje definitivo.
Entre 55 y 67 dm. de longitud y entre 125 y 158 cm. de envergadura
Ficha SEO

La lista de gaviotas que, con dedicación y un poco de suerte, podríamos llegar a ver en nuestra ría es mucho mas amplia, pero en esta entrada vamos a quedarnos con estas seis especies, cubriendo, dentro de lo esencial, las posibilidades de observación.

 

 

Comentarios

Leave a Reply