Vertido contaminante al Río Tambre en Ponte Nafonso, Outes

Es sabido, que la depuración de aguas residuales en la ría de Noia y alrededores es prácticamente una quimera, ciencia ficción recurrente con la que engatusar a los vecinos en periodo electoral o con la que «invertir» ingentes  cantidades de dinero en depuradoras que dejan de funcionar a la semana de ser inauguradas o que incluso nunca llegan a depurar, eso si, sin que nadie ponga la cabeza en la picota o lo que es peor, sin que a nadie se la pongan. Ponte Nafonso no es una excepción en cuanto a verter aguas residuales sin depurar, pero en este caso no ha sido un vertido convencional.

En la mañana del sábado 21 y durante varias horas estuvo saliendo por uno de los colectores de aguas residuales un líquido blanco con olor sintético, posiblemente se tratase de pintura o algún tipo de detergente, que tiñó de blanco gran parte de la marisma y el cañaveral.

La zona del vertido, como toda la desembocadura del Río Tambre, está encuadrada en la red de espacios protegidos por la Unión europea, Red Natura 2000, es un Lugar de Interés Comunitario (LIC) y una Zona de Especial Conservación (ZEC), también es Zona de Especial Protección dos Valores Naturais. En definitiva, es un espacio natural que debería estar en un estado óptimo de conservación medioambiental, y, si nadie lo remedia, va camino de convertirse en una cloaca infecta como lo es la ensenada de Noia.

Se dió aviso inmediatamente al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil.

Comentarios

Deja una respuesta