Escollera de Noia, un lugar excepcional donde ver aves.

Los días de temporal, muchas aves usan la escollera para refugiarse en tierra firme y alejadas de los depredadores, pero en condiciones climáticas normales, en esas dos «islas lineales artificiales» pueden verse decenas de especies

En mitad de la ensenada de Noia, donde confluyen las desembocaduras de los ríos Tállara y Traba, y hasta donde dicha ensenada se une con la desembocadura del Río Tambre, existe un canal de navegación y acceso portuario inacabado y ruinoso formado por dos escolleras paralelas, denominado popularmente «la escollera de Noia». Estéticamente es una monstruosidad indigna que rompe el paisaje y el equilibrio marítimo terrestre de la ensenada, pero tiene su lado bueno, y es que, sobre todo en las pleamares, es refugio y posadero para miles de aves de distintas especies.

Los días de temporal, muchas aves usan la escollera para refugiarse en tierra firme y alejadas de los depredadores, pero en condiciones climáticas normales, en esas dos «islas lineales artificiales» pueden verse decenas de especies, y en ocasiones en concentraciones elevadas. En el video se puede ver Garceta común / garzota, Garza real, Espátula / cullereiro, Cormorán grande /corvo mariño grande, Gaviota reidora /gaivota chorona, Gaviota patiamarilla / gaivota patiamarela, Archiveve claro / bilurico pativerde, entre otros. Eso en un pequeño fragmento de la escollera de menos de 1.000 metros cuadrados y perfectamente visible desde la comodidad del paseo marítimo de Noia.

Garza real en la escollera de Noia
Comentarios

Deja una respuesta

GalicianSpanish