Avión común, especie del año 2017

Entre el bullicio de aves que cada primavera sobrevuelan nuestras cabezas y cantan en nuestras zonas verdes, destaca dentro los cascos urbanos por su velocidad, sus acrobacias y sus chillidos el Avión común, un pequeño pájaro de vuelo tenaz y elegante, una Andoriña do cu branco que alrededor del mes de marzo se acerca a nuestras casas y edificios para construir las suyas, unas frágiles construcciones de barro y paja bajo balcones, soportales y aleros de edificios.
Esta ave migratoria, visita y anida en todos los  núcleos urbanos de la zona, bajo algunos puentes y excepcionalmente en algunas «cuevas» y riscos de montaña a ambos márgenes de la ría.

¿Por qué el avión común?
Aunque su situación no es aun preocupante, en algunos núcleos urbanos de la ría  está sufriendo desde hace años el azote de la ignorancia y la barbarie en forma de destrucción de sus nidos, con la excusa de que ensucia las fachadas de los edificios son muchos los que escoba en mano se saltan la ley y arremeten contra este exterminador de molestos insectos, especialmente mosquitos.
La legislación ambiental nacional protege a estas aves, las crías y sus huevos, y prohíbe expresamente “la destrucción o deterioro de sus nidos” o “La destrucción del hábitat” (Ley 42/2007), de manera que si se si destruyen los nidos se estarían infringido varias leyes, y se estaría cometiendo una infracción “grave”, sancionable con multas de 5.001 a 200.000 euros.

¿Donde están?
E
n cualquier casco urbano es fácil verlo desde Marzo hasta Septiembre, un lugar clave es la zona de Labarta, en el paseo marítimo de Noia; todos los años construyen sólo en esa zona, entre 30 y 40 nidos, la mayoría de ellos bajo los aleros de los tejados de los edificios, aunque algunas parejas han llegado a sacar nidadas bajo los soportales. Desde la construcción de la variante de Noia, cada año mas parejas de estas aves se decantan por construir sus nidos bajo el viaducto sobre la ría.

¿Que puedes hacer?
A
veces con no hacer nada es suficiente, y este es el caso, no los molestes, no te acerques a sus nidos, no intentes tocarlos y por encima de todo no se los destruyas, aunque creas que no tienen huevos o polluelos, deja que construyan sus nidos y que crien en tu tejado, en tu ventana o en tu soportal, son voraces cazadores de mosquitos y otros insectos, por lo que estas aves nos resultan muy beneficiosas.
Si quieres ayudar a estas aves puedes colocar cajas nido en zonas donde no los había antes para fomentar el establecimiento de nuevos individuos o colonias.
Los nidales deberán ser tipo cazoleta abierta por arriba. Se pueden colocar en el interior de edificios, establos, naves, pasillos, porches, garajes o pajares con acceso permanente desde el exterior, también en ventanas y balcones.

Denuncia la destrucción de sus nidos
E
s importantísimo denunciarlo, es suficiente con una llamada al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA): 981 82 00 51 y si es posible, presenta fotos o videos.

Concienciación
Informa a tus conocidos de lo beneficiosas que son estas aves en el caso de que aniden en sus casas, comparte con ellos la información de esta página.

Comentarios
GalicianSpanish