Marisma del Río Tállara, un capricho de la naturaleza a vista de pájaro

El Río Tállara o Lobo, tras su paso por Lousame desemboca, junto al Traba, en la Ensenada de Noia creando antes una marisma de 25 hectáreas dibujada de sinuosos y serpenteantes meandros

El Río Tállara o Lobo, tras su paso por Lousame desemboca, junto al Traba, en la Ensenada de Noia creando antes una marisma de 25 hectáreas dibujada de sinuosos y serpenteantes meandros.
Aunque maltratada, por la construcción de dudosa legalidad de un campo de fútbol, diversos vertidos fecales y la existencia de un buen número de puntos de vertido de residuos sólidos, esta marisma representa un ecosistema rico en fauna y flora, donde un buen número de especies de aves encuentran su sitio para pasar el invierno e incluso criar.

 

En el siguiente vídeo se puede disfrutar de unas vistas aéreas  de toda la marisma.

Comentarios
GalicianSpanish