El EVA 10 “Barbanza” reforesta sus terrenos con 7.200 árboles autóctonos

Desde hoy la Sierra de Barbanza cuenta, en el Monte Iroite, con un bosque de 7.200 árboles autóctonos.

Desde hoy, y tras su inauguración oficial, el Monte Iroite, en la Sierra de Barbanza y mas en concreto el Escuadrón de Vigilancia Aérea Nº10 contará con una enorme plantación de bosque autóctono, en la que se encontrará sin duda alguna, la mayor concentración de especies como Acebo o Madroño de toda la Sierra y posiblemente de las mayores de Galicia, encuadrado dentro de un desierto verde de pastos y monocultivos madereros.

Placa conmemorativa del acto de inauguración de la plantación

Dentro del Proyecto Bosque Defensa – Iberdrola, tras la iniciativa del Negociado de Medio Ambiente del EVA 10 y con la participación de las EcoBrigadas de la asociación Amicos, han sido reforestadas 9,27 hectáreas en el Monte Iroite, dentro del perímetro del Acuartelamiento Aéreo de Barbanza y de los límites de los Concellos de Boiro, Lousame y Porto do Son, con el objetivo de hacer frente a la pérdida de biodiversidad.
La plantación de 7.200 árboles, que incluye 2.300 acebos/acivros, 1.000 robles/carballos, 400 madroños/érbedos, 400 alisos/ameneiros, abedules/bidueiros, cerezos/cerdeiras, alcornoques/sobreiras, castaños/castiñeiros y espinos/estripeiros formará un conjunto de especies frondosas que por su naturaleza creará además un ecosistema propicio para la recolonización de distintas especies de fauna.

Madroño / Érbedo (Arbutus unedo)

El carácter militar de los terrenos y con ello su cierre perimetral, hace de este futuro bosque un lugar prácticamente “intocable” y obviamente protegido, alejado de los usos comunes de la sierra de Barbanza, como son el pastoreo, la ganadería, la agricultura o la caza, y gracias a los sistemas de seguridad, estará protegido de incendios forestales y las mal llamadas “quemas controladas”.

Trabajos de reforestación

En el acto inaugural participaron altos mandos de las Fuerzas Armadas y del Ejército del Aire, personal del EVA 10, el Presidente y el Director de la Fundación Iberdrola, Alcaldes y Concejales de Medio Ambiente de las localidades limítrofes y personal de las Ecobrigadas de la asociación Amicos, todos destacaron en sus alocuciones el valor del proyecto y el beneficio ecológico común que dicha iniciativa aporta.
Posteriormente los protagonistas del acto descubrieron una placa y realizaron una plantación simbólica.

Plantación simbólica.

Esta reforestación es la séptima que realiza la Fundación Iberdrola en el territorio nacional. Las previsiones son que la intervención llevada a cabo en el EVA 10 evite la emisión a la atmósfera de 1.145 toneladas de dióxido de carbono en el próximo medio siglo.

Comentarios