Acherontia atropos, la esfinge calavera pasó por Noia

Hay animales que no se ven todos los días, y cuando pensamos en especies migratorias y en la posibilidad de observarlas en su paso por la zona, siempre tendemos a pensar en aves, pero en este caso la cita es entomológica, nada menos que esfinge de la calavera africana o mariposa de la muerte africana (Acherontia atropos), lepidóptero de la familia sphingidae y prima hermana de la asiática Acherontia styx que saltó al ideario colectivo gracias a la película El silencio de los corderos (1991).
Esta mariposa de hasta 13 cm., y de hábitos generalmente nocturnos, realiza una migración estival al Continente Europeo desde el norte de África e incluso el África tropical y su regreso en los meses de septiembre – octubre, en la zona de la Ría de Noia es prácticamente una rareza como en toda Galicia, pero esta pasada noche coincidió el paso de un grupo de varios cientos o puede que miles de individuos de esta y otras especies de gran tamaño  como son la Esfinge del aligustre (Sphinx ligustri) y Esfinge de la correhuela (Agrius convolvuli) sobre el Monte San Lois (Noia).
En el siguiente video se puede ver la majestuosidad de algunos ejemplares que encontré en el suelo o que incluso llegaron a posárseme en la ropa.

Tanto la esfinge de la calavera como el resto de especies son absolutamente inofensivas, aunque cabe destacar que en el caso de la Acherontia atropos, esta dispone de unos pinchos en las patas delanteras que en caso de presionarnos puede parecer una mordedura, pero no tiene ni tan siquiera la fuerza como para perforarnos la piel, por lo tanto, ni pica, ni muerde, ni es venenosa, ni obviamente es mortal, es tan solo una simple, aunque espectacular mariposa.

En el vídeo, entre el ruido de la lluvia y el viento se pueden apreciar algo que sólo esta mariposa es capaz de hacer, producir sonido en una longitud de onda perceptible por el ser humano, algo parecido al cri-cri de un grillo.

Detalle del dibujo parecido a una calavera que da nombre a la especie
Detalle del abdomen

En el siguiente video aparece la Acherontia atropos con ejemplares de Agrius convolvuli, son ejemplares que no podían volar, posiblemente exhaustos por el largo viaje migratorio.
Desde luego este ha sido un encuentro ni buscado, ni esperado, pero sobretodo sorprendente.

Comentarios

Leave a Reply